¿COMERÍAS FRESAS AZULES MODIFICADAS GENETICAMENTE? BUENO, TE LAS PRESENTAMOS

Anuncio

Los alimentos modificados genéticamente, están ganando cada vez más espacio en los estantes de los supermercados y las vidas de las personas. Las industrias genéticas responsables del desarrollo de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM), después de haber diseñado una pasa gigante que se convertiría en algo entre mandarina y naranja (un cítrico híbrido); recientemente crearon una fresa azul, diseñada genéticamente para soportar temperaturas de congelación.

La modificación genética de estos alimentos está hecha de adición y eliminación de genes de diferentes especies de organismos para manejar una nueva. Los alimentos genéticamente modificados están disponibles desde hace años secciones especiales de supermercados y recientemente han ganado reconocimiento en productos como el aceite de soja y otros productos, como el maíz; que también es producido en forma transgénica. Pero, ¿cómo es que lograron que una fresa tuviera color azul?
Anuncios

Bueno, resulta que cuando se enteraron de que el pez lenguado en el Ártico producía anticongelante para protegerse de las heladas aguas, se preguntaron qué pasaría si se introdujera el gen que produce anticongelante en una fresa. Así que terminó por convertirse en azul por casualidad. Los investigadores encontraron que la fresa azul puede soportar fuertes temperaturas de congelación. Esto significa que las fresas podrían ser almacenadas durante más tiempo en congeladores, aumentando su vida útil.

Anuncio

Hay opiniones contradictorias sobre el valor nutricional de los productos genéticamente modificados. En un portal dedicado al desarrollo de estas fresas, llamado StrawberryBlu, Cynthia Bu Jawdeh respondió a las preguntas acerca de cuan seguro era comer fresas azules:

“Hay varios efectos negativos que aún se están estudiando algunos de los principios básicos, como la respuesta al surgimiento de nuevas alergias (en respuesta a las proteínas recién formadas), otras toxinas producidas por plantas que pueden tener un efecto negativo en los seres humanos o el medio ambiente, o resistencia a los antibióticos, etc. “

Aunque muchos consumidores tienen razones para tener cuidado con los alimentos modificados genéticamente (por falta de información generalmente), la verdad es que después de muchas pruebas de laboratorio, el mercado ha sido inundado de este tipo de productos; de los cuales básicamente nos alimentamos todos los días.

¿Es esta la causa de muchas enfermedades del mundo moderno? Puede ser, aunque aún no hay muchos estudios que lo confirmen; por tal razón también han tenido mucha acogida los productos orgánicos; pero lo paradójico es que son alimentos más costosos; sin embargo vale la pena. Otra opción podría ser tener una granja en la que puedas cultivar tus propios vegetales.