7 intentos más extraños de traficar animales en extinción

Anuncio

El monitoreo efectuado por la ONG Traffic muestra que el comercio ilegal de animales salvajes mueve entre 10.000 y 23.000 millones de dólares al año.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el tráfico de especies en peligro de extinción es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el planeta tras la destrucción del medio ambiente.
Aunque es prácticamente imposible estimar el volumen exacto de la venta ilegal de animales salvajes, la ONG Traffic estima que esta actividad mueve entre 10.000 y 23.000 millones de dólares al año.
Estas son algunas de las estrategias que utilizan los traficantes de animales para esconder su ‘mercancía’.

1. Cacatúas.

Un hombre fue arrestado el año pasado en el puerto de Surabaya, Indonesia, por intentar pasar de contrabando 22 cacatúas sulfúreas, una especie protegida, que transportaba vivas dentro de botellas de plástico. Las aves fueron liberadas, pero varias de ellas acabaron muriendo.

2. Monos macacos.

Los contrabandistas también intentan introducir a China raras especies de macacos desde Vietnam, ocultándolos en pequeñas cestas. Un traficante fue detenido en la frontera entre los dos países en enero de 2015. De acuerdo con la versión principal de la investigación, planeaba vender los monos en la ciudad china de Changsha.

3. Tarántulas.

Al alemán Sven Koppler fue condenado a seis meses de prisión por intentar enviar por correo cientos de tarántulas venenosas a EE.UU. También tuvo que pagar una multa de 4.000 dólares.

Anuncio

4. Lagartijas.

81 lagartijas fueron encontradas dentro de una caja de cartón en un hotel en San José, Costa Rica. Los animales fueron devueltos a su hábitat natural.

5. Peces tropicales.

En junio de 2003, más de 50 peces tropicales fueron salvados en el aeropuerto de Singapur cuando se descubrió una ‘falda’ muy especial. El contrabandista había diseñado seis bolsillos para esconder pequeñas bolsas con agua en las que había metido los peces.

6. Orangután de Sumatra.

El orangután de Sumatra es uno de los mayores objetivos de los traficantes de animales a causa del alto precio que alcanza en el mercado negro, donde un ejemplar puede llegar a venderse por 45.000 dólares. Tres ejemplares jóvenes fueron rescatados por la Policía en la provincia indonesia de Riau el año pasado. Los animales, todos de menos de 12 meses, eran transportados en cajas de plástico

7. Angulas.

En julio de 2012, las autoridades aduaneras del aeropuerto de Manila, Filipinas, descubrieron miles de angulas en bolsas de plástico llenas de agua. Su destino eran los restaurantes de Hong Kong.